miércoles, 19 de noviembre de 2014

POSIBLES CONSECUENCIAS NEGATIVAS QUE PUEDE TENER LA RELIGIÓN



¿Es negativa la religión? ¿Nos hace ser mejores o peores?

Con este artículo no pretendo ofender los sentimientos religiosos de ninguna persona, que son profundamente respetables. Tampoco creo que amparándose en la libertad de expresión se deba permitir o hacer la mofa, ofensas o insultos de las creencias de otras personas. Sin embargo si creo que es un derecho y un principio básico democrático poder hacer una crítica racional de las creencias religiosas y sus posibles implicaciones.

Las críticas a la religión no sólo proceden de movimientos políticos o de la filosofía, el racionalismo o la ciencia. Muchas de las opiniones más críticas proceden de unas religiones o creencias hacia otras (incluso hay guerras de religión, considerar infiel al que no es de su misma religión, etc.) e incluso desde dentro de las mismas religiones. Desde dentro están los elementos o sectores críticos y que en muchos casos han sido considerados herejías. Estas críticas frecuentemente dividen a estas religiones formando otras nuevas. Hay que destacar la hipocresía o doble rasero de medir de ciertas personas o grupos cuando critican por un lado las mofas u ofensas a la propia religión, pero se defienden las mofas u ofensas a otra religión amparándose en la libertad de expresión.

En los países árabes, los más tolerantes con los cristianos han sido los más laicos y socialistas a diferencia de los musulmanes integristas e intransigentes. En la historia de las religiones hay muchos ejemplos de intransigencia e intolerancia de unas religiones con otras, llamándose infieles y matándose entre ellos. Corea del Norte, frente a la imagen distorsionada que tenemos, es un país donde hay una sintonía perfecta entre comunismo y religiones tradicionales y donde la comunidad católica vive en armonía con las demás. En Nicaragua, durante el sistema comunista, hubo una clara relación entre miembros de la iglesia católica y el estado donde incluso llegó a haber ministros que eran sacerdotes católicos.

Debido a que no todo el mundo entiende una misma religión del mismo modo ni está de acuerdo con los mismos principios ni todos los momentos históricos se ha visto del mismo modo, y más ahora que hay más libre pensamiento, podría haber elementos o aspectos de una religión que sean aceptados o criticados al mismo tiempo según los distintos creyentes del grupo religioso. Estas críticas no tendrían porque ser aplicables a todas las creencias que existen y su valor es relativo.

Entre las posibles consecuencias negativas tenemos:

§      Sentimiento de culpa innecesario a causa del concepto de pecado. Por ejemplo en las Iglesias Católicas se repite o repetía todos los domingos la oración del “yo pecador” donde el fiel repite: “por mi culpa, por mi culpa, por mi gravísima culpa” a la vez que se golpea el pecho. Ya expliqué en otro artículo anterior “¿La ilusión de la libertad?” la diferencia entre culpabilidad y responsabilidad, y de las ventajas psicológicas que representaba el sentido de responsabilidad frente al de culpabilidad.
§      Miedo al castigo divino o al Infierno eterno. Este miedo puede ser fomentado también para ejercer un control social sobre los fieles.Muchos se plantean la incompatibilidad entre un Dios bondadoso, todopoderoso y omnisciente (sabe todo, incluso lo que nos va a pasar en el futuro) con ciertos castigos o la existencia de este supuesto infierno. ¿Porque ese ser nos crea incluso a sabiendas de que nos vamos a condenar, ya que esta condena forma parte de nuestro destino o bien de una mala elección por el mal uso de nuestra libertad ?
§      Intolerancia. Se pretende imponer la verdad religiosa o la moral religiosa al conjunto de la sociedad y no sólo a los fieles que la profesan libremente. Por ejemplo se promueve prohibir el divorcio al conjunto de la sociedad y no sólo a los miembros del grupo religioso pero se admiten nulidades matrimoniales según el criterio de la iglesia de turno, o por ejemplo que la asignatura de una religión confesional fuera obligatoria para todos los niños aunque no la quieran ellos ni sus padres o bien que compute su nota junto con el conjunto de las asignaturas.
§      Integrismo. Religión y política van de la mano. La religión se integra en la dirección política de la sociedad y no sólo en la esfera del individuo, familia o grupo de fieles. Se defienden los estados confesionales o en su defecto con privilegios a ciertos grupos religiosos. Se pretende imponer una verdad o valores religiosos a la mayoría de la sociedad. La presencia de elementos o símbolos religiosos se encuentran en las instituciones, actos o centros públicos.Se discrimina, favorece o se recortan derechos de unas religiones frente al resto de confesiones.
§      Fundamentalismo. Aplicación intransigente de una doctrina o práctica establecida. Por ejemplo en el Islam estricta aplicación de la ley coránica a la vida social. La legislación o administración de justicia deriva del Corán y no del derecho moderno.
§      Normas religiosas. Las personas deben seguir una serie de comportamientos impuestos o bien no realizar otros prohibidos, o seguir una serie de rituales o prácticas. La norma debe cumplirse de forma estricta, y no por un motivo racional o práctico sino porque deriva de una creencia irracional o simplemente porque es la norma y ya está o porque se supone dios lo quiere o como requisito para la Salvación. Por ejemplo un Testigo de Jehová llegará a perder su vida por no hacerse una transfusión de sangre o un musulmán no comerá cerdo por considerar al cerdo impuro o deberá rezar un número de veces determinado al día.
§     Prácticas de mortificación, sacrificios innecesarios a cambio de supuestas recompensas divinas. El fiel puede por ejemplo ayunar, llegar a llevar pesadas cruces, auto fustigarse, etc. La psicología científica estudia técnicas de autocontrol eficaces, pero no hay evidencia alguna de que la mortificación tenga utilidad práctica más allá de las creencias.
§      Movimientos Sectarios. Grupos cerrados religiosos que pueden considerarse destructivos en mayor o menor medida debido a sus prácticas o al control sobre la vida del miembro. En algunos casos se ha llegado a juicios por ser tales prácticas delictivas. Es destacable que muchas religiones usan un doble rasero de medir al criticar a las sectas, pero que tiene admitidas en su seno multitud de organizaciones sectarias. Ha llegado a haber casos extremos en que todos los miembros de una secta de han suicidado de forma colectiva.
§      Inmovilismo Social para cambiar las injusticias. Caridad como paliativo frente a derechos ciudadanos o a justicia social. La religión como opio del pueblo diría Marx. Usar la religión como instrumento del poder o de los poderosos para mantener su status o desigualdad social y a cambio dar limosnas. Enseñar en la resignación ante las desgracias de la vida o a esperar a una compensación en una futura vida ultraterrena.
La pobreza, las desgracias, las enfermedades, los desastres naturales o injusticias pueden ser consideradas como el destino o bien del karma (consecuencias negativas de nuestra vida o vidas anteriores), o lo que se merece cada cual por su mal comportamiento, del pecado de la sociedad donde vive (por ejemplo pagamos el pecado de otros porque Dios no debe intervenir en la libertad que  da a los seres humano) o del deseo de Dios o una prueba a la que él mismo nos somete. Se pueden justificar estos sufrimientos y un orden social injusto y la existencia de clases sociales porque Dios lo quiere o uno se lo merece o es parte de un destino que hay que soportar.  Todo esto puede llevar a no querer cambiar la estructura social y promover movimientos conservadores, aunque no necesariamente.
Es frecuente por tanto plantearse la incompatibilidad entre un ser divino o Dios bondadoso y todopoderoso con todos estos sufrimientos difíciles de entender.
§      Represión sexual. Impide el disfrute de una sexualidad placentera. El sexo es visto como algo pecaminoso y que sólo sirve para la reproducción. Cualquier acto sexual fuera del matrimonio o de la procreación es condenado. Los miembros de una congregación pueden tener prohibido cualquier deseo sexual, atentando contra su desarrollo personal y contrariamente algunos desarrollan desviaciones sexuales como pederastas. La homosexualidad es condenable aunque forme parte de vida personal, privada e íntima de cada cual.
§      No compartir la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer ya que la religión suele defender los valores más tradicionales, la mujer tiene un papel secundario en la sociedad y en la vida religiosa.
§     Segregación. La religión más que unir podría separar, si lo hace de quienes no son de nuestro grupo. En una misma sociedad las personas pueden ser separadas por la religión de sus padres incluso desde niños. Así por ejemplo en Irlanda del Norte habrá niños católicos y niños protestantes. En Palestina niños judíos, cristianos o musulmanes, etc. También la religión puede segregar por sexo y llamarlo educación diferenciada, la cual es en realidad ideología disfrazada de ciencia.
§      Fanatismo. El origen de los conflictos suele ser de índole política o económica, pero la religión en vez de fomentar la paz puede alimentar el odio, la violencia y los conflictos bélicos dificultando el entendimiento entre pueblos. Los casos extremos son los terroristas suicidas.
§      Historia cruel. La historia de las religiones puede tener un pasado cruel. Como ejemplos en el Islam Mahoma se impuso con las armas y muchos de sus fieles hacen llamamiento a la guerra Santa según el Corán mientras otros no. El Antiguo Testamento, que es un libro inspirado por Dios, está lleno de múltiples ejemplos de crueldad cuya lectura no es apta para niños. Muestra el Antiguo Testamento un Dios cruel y vengativo, matanzas y genocidios ordenadas por dios al estilo de los exterminios Nazis, castigos divinos y todo tipo de crueldades realizadas por los seguidores de Dios como buen ejemplo de su doctrina.
§    Creencias irracionales. La religión hace que las personas deban creer en ideas irracionales y absurdas y vivan en un engaño o fantasía mental. Existe la creencia en el dogma, que es la verdad revelada o interpretada que se entiende es incuestionable, por lo que no hay pensamiento libre.
El creyente acepta ideas sin mucho sentido crítico y casi sin planteárselas por si mismo ni dudar de las mismas. Las creencias se inculcan normalmente desde muy niños cuando la mente es menos crítica y permeable y se acepta cualquier idea ofrecida por los adultos. No queremos además entrar en conflicto con ciertos valores o creencias religiosas firmemente arraigadas en nuestra mente o en nuestro entorno social. En el fondo puede haber un desasosiego por el miedo a perder ciertas creencias y el consuelo psicológico o apoyo social que nos aportan.
§      Conflicto Ciencia-Religión. La religión puede no fomentar u obstaculizar el pensamiento racional o el desarrollo científico e impedir el avance de la sociedad. Si la verdad ya está revelada quizás no interese tanto conocer el mundo natural. Las creencias religiosas pueden entrar en conflicto con la Ciencia si se contradicen.
Por ejemplo la Teoría de la evolución ha tenido muchas reticencias, algunos creen en la interpretación literal de las escrituras bíblicas que es algo que contradice muchos de los principios de la ciencia en modo radical o en la teoría pseudo-científica del diseño inteligente que contradice la evolución. La creencia en la tierra como centro del universo era contraria a la Astronomía y los milagros también contradicen las leyes de la física o de la biología.
La ciencia a diferencia de la religión y las creencias supersticiosas ha demostrado ser el mejor y mas objetivo medio para conocer la realidad, y ha ido demostrando poco a poco como el funcionamiento de las cosas obedecen a causas naturales y no sobrenaturales. De esta forma muchas creencias religiosas han sido demostradas como falsas.
§      Trastornos mentales. Algunas personas pueden desarrollar patologías mentales a causa de sus creencias, hay trastornos obsesivos religiosos, sicóticos que se creen poseídos o influidos por diablos o espíritus, etc. 

Si nos centramos por ejemplo en críticas habidas desde fuera o dentro de la religión Católica podemos citar:

§   Religiosos y teólogos de pensamiento “progre” un tanto silenciados que rechazan normas de la jerarquía, son críticos con el pasado y el presente, rechazan el posicionamiento político a la derecha y el nacional-catolicismo, las “sectas católicas”, el celibato obligatorio, la elección de ciertos Papas, la posición sobre los anticonceptivos o el divorcio, etc.
§      La teología de la liberación en Sudamérica, posicionada ideológicamente con la izquierda política y el Marxismo, frente al clásico posicionamiento en la derecha política. Caso paradigmático es Nicaragua al estar dentro de las estructuras del poder.
§    Grupos divergentes y herejes. En la historia de la Iglesia Católica y de otras religiones han surgido muchos grupos divergentes que han llegado a ser considerados en muchos casos como herejías peligrosas y hay gente que ha acabado en la hoguera por ello. Una feroz crítica venida desde dentro fue el protestantismo y todos los grupos evangélicos.
§      Los propios fieles. Otra crítica viene de los mismos fieles que modernamente sobretodo rechazan algunas normas, son poco practicantes y ven a la jerarquía como anticuada o con fallos. Hay un cierto divorcio entre la jerarquía y muchos creyentes.
§   Sectas Católicas. Críticas a las sectas existentes dentro la religión católica y que gozan de un trato preferencial por la jerarquía. Opus Dei, Legionarios, conventos de clausura, etc. Las características de estos grupos son las mismas que pueden otorgarse a sectas peligrosas. La única diferencia es que al ser católicas están mas admitidas socialmente por la tradición. ¿Como calificaríamos si no a grupos dentro de los cuales hay innumerables casos de pederastas o donde tienen a personas encerradas en un convento sin poder salir para nada ni tener contacto con el exterior, no te permiten tener pareja o formar una familia, hacen votos para estar en permanente silencio o se llaman por ejemplo esclavas del señor o muestran obediencia y sumisión, controlan o dirigen tu vida o pensamiento hasta el extremo incluso de cometer delitos como revisar tu correspondencia o les otorgas todo tu patrimonio económico? ¿Y los seminarios menores donde se ingresa a menores de edad en una organización sin esperar a que sean adultos? Cuando estas mismas prácticas las realizan sectas no católicas son mucho más rechazadas por la sociedad en general. Sin embargo las prácticas consideradas destructivas por los expertos que se achaca a otras sectas no católicas son en realidad las mismas. Aunque a algunos sorprenda así es.
§      Los propios evangelios. Otro personaje muy crítico con la religión es el propio Jesucristo. Critica al fariseo, a quien preocupa demasiado el cumplimiento de la norma, critica el sacrificio innecesario frente a la falta de misericordia, critica la opulencia y el boato religioso (nace en un pesebre, va en un burro, viste con sencillez, rechaza la opulencia del templo y dice que es mas difícil que un rico entre el reino de los cielos). Del Dios sangriento del pasado insiste en el Dios de amor y en no juzgar al prójimo.  Critica el integrismo religioso político (a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar) Hay en sus palabras una crítica clara a la religión judía, un hereje de su época quizás, pero también a mucho de lo que ha habido dentro del cristianismo y de sus jerarcas a lo largo de la historia. Espero que muchos religiosos se acuerden de lo que es de Dios y lo que es del César cada vez que se meten en política hablando de nacionalismo o defendiendo determinados regímenes políticos, o bien sean más autocríticos con la propia institución y sus fallos cuando lean los evangelios.

Religión y Moral. Frente a lo que algunos creen ni las personas religiosas tienen porque ser mejores personas ni la existencia de una moral en el ser humano procede de la religión, sino que es mucho anterior a esta. Su origen está en los primates y en su desarrollo mental y social. La empatía tiene su origen en las neuronas espejo que ya tienen algunos primates y el comportamiento altruista en las relaciones sociales creadas por la necesidad de cooperar para sobrevivir en tribus. La moral deriva de los sentimientos y del desarrollo psico-social y no de la religión. ¿Podría la religión al tener un carácter sagrado reforzar la moral de algunas personas, o más bien es un producto del miedo al castigo divino?
Las creencias religiosas pueden crear una incongruencia entre lo que nos han inculcado, lo que nosotros pensamos y en como actuamos. Como consecuencia de esto se puede crear un posible conflicto personal. Este conflicto es muy propio de personas a las que se les inculca fuertes principios morales y sobretodo si son contrarios a nuestros instintos o tendencias naturales

Religión y cambio social. La religión no ha podido impedir la violencia, las guerras (incluso las ha fomentado) ni un sistema económico depredador creador de grandes injusticias sociales y explotación de unas personas sobre otras, incluso la esclavitud. Como ejemplo podemos poner el hecho de que en Europa desde que acabó la segunda guerra mundial no hay guerras y es cuando mas derechos sociales e individuales hemos tenido de toda la historia; y ha sido precisamente cuando la religión tradicional ha tenido menos poder, fuerza e influencia en la sociedad. Así que no parece que la religión sirva por desgracia de mucho para mejorar la sociedad o bien los cristianos que son los que dominaron Europa no fueron capaces de seguir el evangelio. Ha sido realmente el pensamiento racional y como consecuencia del mismo la filosofía y la ciencia los verdaderos promotores de los cambios sociales y progresos de la humanidad, aunque no siempre exitosos.


 "La verdad os hará libres" (Nuevo Testamento. Jn 8,32).

“¿Tu verdad? No, la Verdad, y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela.” (Machado, Proverbios y Cantares)









No hay comentarios:

Publicar un comentario